Publicado: 31 de Mayo de 2018

     La proteína contribuye a que aumente y a conservar la masa muscular, y también al mantenimiento de los huesos en condiciones normales. (Estas afirmaciones han sido autorizadas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria).

   Existen diferentes fuentes de proteína: de origen animal o vegetal. Pueden formar parte de las fórmulas, bien de forma individual, bien conjuntamente con otros tipos de proteínas.

   Las proteínas están formadas por cadenas de aminoácidos. Una vez consumidas, se rompen y el cuerpo utiliza los aminoácidos individuales para construir sustancias diferentes, desde los tejidos musculares hasta las hormonas.

    Hay 9 aminoácidos considerados esenciales (histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina) que deben ser proporcionados por la dieta (alimentos normales” y complementos alimenticios), ya que el cuerpo no puede sintetizarlos. El resto de aminoácidos el cuerpo es capaz de fabricarlos a partir de estos 9.

   Todas las proteínas animales reciben el nombre de "proteínas completas”, ya que proveen los 9 aminoácidos esenciales. Sin embargo, ¡no todas las proteínas vegetales son „completas”!

  ¡A la hora de elegir una proteína, ten en cuenta cuántos tipos de aminoácidos lleva el producto!

   La velocidad de digestión de los diferentes tipos de proteína puede ser más rápida o más lenta.     A la hora de entrenar resultan más útiles las de rápida digestión, mientras que antes de irse a la cama son mejores las lentas.

    Asimismo debes tener en consideración posibles intolerancias o alergias a determinadas fuentes de proteína o a algún componente. Algunas personas pueden sufrir intolerancia a la lactosa, alergia a la leche, etc. Para ello elige una proteína adecuada, como serian las de origen vegetal.

  Aparte de la composición y proporción de aminoácidos, comprueba también el contenido de carbohidratos y grasas del producto. Elige la que mas se ajuste a tu plan de alimentación y al menos que seas un competidor, con la competición a la vuelta de la esquina, tu mayor problema no debe consistir en los gramos de carbohidratos o grasas que contenga una dosis de proteína.

  Al final si no lo tienes claro déjate asesorar por un profesional y el te ayudara a decidir cual seria la mas adecuada para ti.