Publicado: 14 de Febrero de 2018

        Los minerales están presentes en muchos de los alimentos que consumimos cada día, por ello, es fundamental llevar una dieta variada. 
        Con micronutrientes que están presentes en diversos órganos y estructuras de nuestro cuerpo, y solo podemos obtenerlos a partir de la alimentación.

        Aunque existen muchos tipos de minerales, principalmente son nueve los que nuestro organismo necesita para funcionar correctamente. 

1. Calcio. Es un mineral que cumple un papel esencial a la hora de formar nuestros huesos y nuestros dientes. Por ello, la ingesta de calcio es imprescindible a lo largo de toda nuestra vida. Los alimentos con mayor cantidad de calcio son los productos lácteos, el brócoli, las legumbres, las almendra entre muchos.

2. Sodio. Tiene una función muy importante en nuestro organismo, pues contribuye a la generación de los impulsos nerviosos, y también a la contracción de nuestros músculos. Además, también se encarga de controlar el ritmo cardíaco. Si quieres asegurarte una buena ingesta de sodio debes incluir en tu dieta los frutos secos, las sardinas de lata y la sal común de mesa.

3. Potasio. Encargado de ayudar al correcto funcionamiento de algunos órganos vitales como el corazón o los riñones, también contribuye a la realización de la digestión. Por ello, no deben faltar en tu dieta alimentos como los plátanos, las acelgas, las espinacas, el aguacate, la chirimoya o las patatas.

4. Cinc. Es un mineral encargado de regenerar nuestros tejidos, pero también es fundamental para la síntesis de ADN. Además, nos ayuda a mantener a punto nuestro sistema inmunológico. Los alimentos que contienen más cinc son: el cacao, la carne roja de res, los cacahuetes y la calabaza.

5. Cobres. El cobre es uno de los principales responsables de que se produzcan ciertas reacciones enzimáticas en nuestro metabolismo. Si quieres asegurarte buenas dosis de este mineral, debes incluir en tu dieta alimentos como las legumbres, la carne, el pescado y los frutos secos.

6. Selenio. Es un mineral cargado de propiedades beneficiosas para el organismo, entre ellas, la de conservar la elasticidad de nuestros tejidos y retrasar el proceso de envejecimiento celular. Entre los alimentos que contienen más selenio encontramos: el huevo, el té, los guisantes, los cacahuetes, la carne y el pescado.

7. Yodo. Este mineral forma parte de la glándula tiroides, encargada de regular el metabolismo. Los alimentos con más yodo son: las algas marinas, los frutos rojos, y los productos lácteos.

8. Flúor. Para mantener una boca siempre cuidada y saludable necesitamos el flúor, un mineral que podemos obtener de alimentos como los pescados y mariscos, el pollo, la naranja, y la leche.

9. Herro. La lista de los principales minerales que tomamos a través de la alimentación se cierra con el hierro, un mineral indispensable para la producción de hemoglobina, y que también está presente en las enzimas de nuestro metabolismo. Los alimentos con más hierro son: las legumbres, el hígado, las espinacas, etc.